sábado, 1 de julio de 2017

3 #IDEOTERTULIAS PARA DESPEDIR EL CURSO.

Hoy, para finalizar el curso os presentamos tres tertulias excepcionales de la Escuela  Ideo.
Las @chococharlas de la Escuela Ideo  (que puede seguir con la etiqueta  #ideotertulIas  en este blog), ha sido una experiencia relevante para este proyecto. Estas tertulias donde se dialoga y encuentran puntos comunes son una estrategia de construcción social de gran  valor educativo.
Conversar sobre los problemas que nos preocupan, construir juntos, crear red, unir familias y centro en un proyecto común, buscar puntos de encuentro  y espacios de relación, ...son  beneficios que le encontramos a estas actividades  que han querido realizar junto al  proyecto Tertulias Con Sabor a Chocolate. 
Desde la coordinación del  proyecto queremos daros la gracias por querer idear con  nosotros. Os esperamos con los brazos abiertos el próximo curso desde vuestra nueva y preciosa ubicación.
¡Muchos éxitos!
CHOCOCHARLAS

---------------------------------------------------------------------------------------------------------------------

 DÓNDE PONEMOS EL LÍMITE

Estoy en desacuerdo con todo lo que dices pero defenderé hasta la muerte tu derecho a decirlo
( Voltaire )


Se aproxima el verano y con ello el fin de curso, están acabando los martes de tertulias y eso da mucha pena, pero como siempre nos recibimos con calurosos y afectuosos abrazos, somos un grupo de tertulianas deseosas de aportar ideas y escuchar a nuestras compañeras. Hoy toca el mundo de la sobreprotección de los padres, la autonomía y la dificultad de guiarles sin controlar. 

CONTROLAR SIN MIEDOS

El peligro de control y las consecuencias de malentender el respeto con el temor. Nos cuesta dejarles tomar sus propias decisiones, sobre todo llegada la bendita y extravagante adolescencia, una etapa que nos confunde, les confunde; nos da miedo y nos da de frente con la pura realidad. Hay una delgada línea entre el control y la protección.

¿POR QUÉ SOBREPROTEGEMOS?

Está claro que todos queremos lo mejor para nuestros hijos, pero ¿dónde está el límite de los límites? ¿Hasta dónde podemos decidir en sus propias decisiones? ¿protegemos por miedo? ¿Qué transmitimos de nosotros mismos, de nuestros propios miedos y frustraciones a nuestros hijos?, nadie tiene la respuesta, ni la verdad absoluta. La única verdad y lo más sincero es dar confianza, apoyo incondicional y entendimiento, que cuando fracasen ahí estaremos para ayudarles a que se levanten, enseñarles que el fracasar es sano y necesario para aprender. Que nosotros somos los primeros que tenemos que aprender de ellos ya que cada día nos dan lecciones, es un aprendizaje recíproco, hay un feedback continuo entre las familias. 

ERROR=APRENDIZAJE

Pero debemos aprender y enseñarles que a pesar de los errores hay que levantarse y seguir luchando y así ir creciendo para convertirse en adultos, adultos cuyo objetivo final es la bondad, la humildad y el respeto por ellos mismos y por los demás. En definitiva, ser feliz…ese el gran lema: “Yo de mayor quiero ser feliz”.

Nos quedan muchas cosas en el tintero, muchas ganas de hablar, de compartir y de seguir en este precioso y apasionante mundo de la educación. Tenemos algo en común que hace que esta relación sea especial entre nosotros, creer que un mundo mejor es posible.
------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------

LA FELICIDAD DE NUESTROS HIJOS
19 ideotertulia.JPG

SER, CRECER Y CREAR


Llegamos a nuestra penúltima Ideotertulia, con pena pero en un ambiente distendido y de confianza total después de haber compartido 19 tertulias llenas de pasión, compañerismo y buenas ideas.

Alguien dijo, os quiero leer un artículo que me ha encantado, escrito por un profesor del colegio, el cual ha compartido con los alumnos de Bachillerato la preparación de un musical muy famoso “Mamma mía”. Y nos lo leyó entero pero cuando llegó a esta parte, nos aclaró: “Esta es la parte que más me gusta, me emociona!” y dice así:

Y en medio de todo este torbellino de energías, estaba yo, observando con admiración lo que iba surgiendo de la nada. ¿Cuál ha sido mi papel como profe? Estar ahí, apoyándoles, resolviendo algún asunto puntual, atendiendo sus peticiones, canalizando su energía pero sobre todo, dejándoles ser, crecer y crear. Poco más.
Creo que un buen docente escucha más que cuenta y acompaña más que dirige. Yo sigo aprendiendo de vosotras y vosotros, con vosotras y vosotros. Y sigo sorprendiéndome cada año de lo que sois capaces. Esta pasión no la he visto nunca cuando hacen los ejercicios de un libro de texto. ¿Por qué se siguen empeñando algunos?
Todas coincidimos en la gran verdad que sale de las palabras de este docente, apasionado por sus alumnos y alumnas, y ellos por él. Porque realmente ese es el papel que deberíamos hacer con nuestros hijos, dejarles ser, crecer y crear...esta es la clave para una vida con pasión, y que se puede pedir...no hay otro camino para vivir una vida sana y plena. 
Lo malo es que a los padres nos asusta dejarles ser, crecer y crear, no vemos el momento de dejarles “volar”, y con eso les hacemos un flaco favor. Cada uno hace lo que puede, unos con más éxito, otros con menos, porque cada niño y niña es un mundo y cada padre y cada madre también, pero lo más importante es estar, estar y estar...quién habló de que el tiempo con tus hijos tiene que ser de calidad???, y nos preguntamos qué es calidad con tus hijos??. Nosotras sin embargo creemos que es cantidad, y cantidad de la buena y la “mala”, porque eso es lo que hace que conozcas a tus hijos profundamente, que se sientan seguros y apoyados, que el vínculo sea fuerte. Hablamos de madres y padres que no están, la paternidad ausente, y hablamos de que los niños no te cuentan sus cosas cuando tú quieres, sino cuando les sale, porque así es la vida, espontánea y caprichosa, y por eso estar siempre será estar, y si estás ellos se sentirán seguros para ser, crecer y crear... solo tienes que dejarles, guiarles y querer de verdad su felicidad, creer en ellos por encima de todo, de tus intereses, de los de la sociedad, de los del mundo…

SI NO HACES NADA, NUNCA PASA NADA

20 dibujo.JPG

COMIENZO

Todo empezó una mañana fría de Enero, un nuevo proyecto, una nueva ilusión, un nuevo reto nos reunía a familias para conversar, para compartir. Nadie tenía unas expectativas claras, simplemente poder aportar y aprender de todos y todas las que queríamos estar ahí en ese momento. Pasar un buen rato todos los martes a las 9.30 era uno de los objetivos de quienes formamos parte de este proyecto. Compartimos artículos interesantes sobre temáticas que nos preocupan, nos cuestionamos cosas, aportamos, experiencias personales y nos retroalimentamos profesionalmente, llegando a la conclusión que cada día nos quedábamos con ganas de más. Todas y todos tenemos algo en común: el amor y la pasión por la educación, la implicación por intentar todos los días hacerlo mejor, de caerse y levantarse, de seguir, persistir y enseñar a nuestros hijas e hijos que nadie dijo que la vida fuera fácil pero sí que de verdad y sin duda alguna vale la pena perseverar por alcanzar nuestros sueños. El lema de Escuela Ideo, “de mayor quiero ser feliz” se ha conseguido en este precioso espacio, hemos sido felices, felices por compartir y aprender todos los días, entre todas hemos hecho un gran trabajo.

EMOCIONES

Ha sido un espacio terapéutico donde han fluido las emociones, preocupaciones y sentimientos sin juzgar a nadie, ni juicios, ni poder… solo respeto y empatía por todas las tertulianas. Hemos podido hablar, pensar en voz alta, compartir experiencias… momentos complicados y dulces alegrías. Poco a poco y a medida que han ido pasando los días y las semanas han ido surgiendo afinidades, nuevas y bonitas amistades que seguro perduran en el tiempo. Pero sin lugar a dudas una de las cosas más bonitas que han ocurrido, es que las emociones se han compartido con respeto, los sentimientos florecen de manera instintiva y relajada, porque por encima de todo prima el respeto por el otro, la escucha activa, el aprender, reinventarse todos los días y sentir que una educación diferente es posible, con sólo un granito de arena de cada uno, es posible cambiar el mundo, con sonrisas, pasión y alegría, sobre todo mucha alegría.

DESPEDIDA

Por eso seguíamos estando todos los martes endulzando nuestras almas y regalando lo más profundo de nuestros corazones. No podemos esperar ver un cambio si no hacemos nada; si no haces nada nunca pasará nada. Durante 20 tertulias ahí hemos estado el grupo, hablando de motivación, nuevas tecnologías, redes sociales, felicidad, amor, miedo, incertidumbre, pasión, frustración, en definitiva, la vida. Cerramos las tertulias por vacaciones, pero seguiremos en septiembre con ganas de más, sin dejar la alegría y pasión que envuelve el ambiente de las Ideotertulias. 
Olga Rodríguez (madre en Escuela Ideo e ideotertuliana)

 

Felices vacaciones y nos vemos a la vuelta.

Os dejamos un resumen audiovisual de las  #ideotertulias. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario