lunes, 25 de enero de 2016

Una historia de compromiso y convivencia


Si en un centro educativo cualquiera la necesidad de contar con un equipo generoso y cohesionado es fundamental para el desarrollo de la vida escolar, en un colegio de difícil desempeño como el nuestro, el CEIP Severo Ochoa de Málaga, esta necesidad se convierte en una condición vital. Esta pequeña historia que sigue es un reflejo de la vida de este equipo y de su lucha constante por hacer de esta escuela un lugar mejor para nuestro alumnado y, a partir de ahí, construir un presente y un futuro mejor para todo el mundo.
Ya llevaba unas semanas andando el proyecto colaborativo de tertulias que da sentido a este blog compartido, cuando coincidí en un recreo con Marisol -una de las magníficas profesionales de Misioneros de la Esperanza y la UMA que trabaja en esta escuela por mediación de La Caixa- e intercambiamos ideas sobre la importancia de la comunicación en el seno de la comunidad educativa. En el intervalo, le hablé de nuestro proyecto en red, de las #chococharlas y la invité a que se diera un garbeo por este blog. Ella, por su parte, me comentó que tenía entre manos una actividad navideña a nivel de centro en la que se organizaría un gran desayuno colectivo como pretexto para comunicarnos a diferentes niveles y con diferentes objetivos. Supongo que sonreímos de algún modo al reconocer el encaje que tenían ambas propuestas, y entonces me acordé, como suele pasarme en estos casos, de esta canción.

La idea fundamental de Marisol giraba en torno a unos objetivos básicos y diferenciados según la Etapa en la que se fuera a desarrollar la tertulia, la comunicación entre los distintos componentes de la comunidad educativa y la generación de unos productos finales que fueran, igualmente, comunicables y representaran las conclusiones y sentimientos del alumnado en relación al desarrollo de cada evento. Todo ello conveniente enmarcado en un desayuno tradicional a base de chocolate y churros. 



 Al cabo de unos días, me tuve que reír - triste pero abiertamente- cuando Marisol me comentó que habían decidido cambiar el nombre de "Tertulias con sabor a chocolate" por "Tertulias con desayuno", dadas las características del barrio en el que se encuadra la mayoría de la población escolar que asiste a nuestro centro educativo. No había problema alguno, evidentemente. El diseño de la totalidad de la experiencia estaba en sus manos. Y de allí sólo podía salir una mañana tan estupenda como la que vivimos... aunque a mí, al principio, esa mañana me pilló subido a una silla y pintando un fondo para un portal de Belén que estábamos colocando al lado de la puerta de entrada al salón de actos del centro... "¿Tú no querías grabar las charlas del alumnado?"... "¡Oh!"

Como una centella, recogí el iPadMini y me fui a grabar a tercero y cuarto, que son los cursos donde tenemos pleno de autorizaciones de las familias para que el alumnado pueda aparecer en soportes gráficos:



Entonces sucedió algo maravilloso. Al entrar a tomar unas imágenes de los murales que habían realizado en sexto curso, una mujer que había entre el grupo de visitantes al centro se me quedó mirando incrédula. "¿Luis?" ¡Era Loles! Bueno. Éramos Loles y yo, veinte años después de que compartiéramos experiencia como educadores-becarios en un centro de acogida de menores, en lo que fue nuestro primer contacto directo con la áspera realidad en la que viven muchos niños y niñas de Málaga. No hubo tiempo para muchas palabras, pero sí para alegrarnos y dar a entender que las cosas nos iban bien a ambos y que la actividad se estaba desarrollando por unos cauces magníficos.


Tertulias con desayuno - Created with Haiku Deck, presentation software that inspires

El remate del acto fue en familia, como no podía ser de otra manera. En el patio principal, cada curso presentó sus carteles y conclusiones. Posteriormente, éstas quedaron expuestas en diferentes rincones del patio como evidencias del trabajo de reflexión personal y colectiva que los chicos y chicas habían llevado a cabo, además de como recordatorio, compromiso y meta.




SÍNTESIS

  • Título: Tertulias con desayuno. Divertirme, pensar, jugar, aprender, descubrir...
  • Centro: CEIP Severo Ochoa (Málaga) Considerado como de difícil desempeño.
  • Coordinadora evento: Mª Soledad Ortega Velasco (UMA-La Caixa)
  • Participantes: toda la comunidad educativa
  • Entidades colaboradoras: Fundación La Caixa, Ayuntamiento de Málaga, MIES, Incide, Naim e Inpavi.
  • La iniciativa se enmarca en el Proyecto Piloto para la implantación de Caixa ProInfancia en la barriada de La Corta; así como en el proyecto para el desarrollo integral de la misma "A cada brecha, un puente"
Y, como suelo decir, no quiero aburriros más. Simplemente recordar que para el trabajo en equipo, todos los perfiles son necesarios; y que cuanto más grande es el reto, más necesitamos del grupo y de lo que cada cual pueda y quiera arrimar: generosidad, capacidad, fortaleza, paciencia, silencio, miedo o sabiduría...

Da igual el qué. Arrima lo que tengas. El alumnado lo agradecerá.

ANEXOS






Tertulias con desayuno PRIMARIA from Luis López-Cano

NOTA: Los PDFs y el diseño de la actividad corresponden a Marisol Ortega Velasco. A ver si la convenzo pronto para que tenga más presencia en red :-)
 
 
@LuisLopez_Cano
Imágenes: ccby4.0 

Cartel de las tertulias: Raquel Ruiz Gutiérrez

2 comentarios:

  1. ¡¡¡Precioso! !! Me ha encantado. Gracias por compartirlo, casi he estado ahí de lo bien que lo has explicado :) besos!!!

    ResponderEliminar
  2. Muchísimas gracias, Nati. Me alegro de que te haya gustado :-)

    ResponderEliminar